Los módulos fotovoltaicos suelen ser negros o de azul oscuro y esto se debe al acabado en la superficie de la célula. Vamos a aclarar porqué la apariencia habitual en los módulos es así desde hace tantos años.

¿Por qué los módulos son principalmente azul oscuro casi negro?

Es conocido que los módulos buscan atrapar la mayor luz a su interior del total de espectro incidente. Por ese motivo un producto que tiene un color oscuro significa que capta la mayor parte de la luz y refleja o deja escapar menos cantidad de luz. Cualquier tono oscuro de color facilita este efecto y en particular el azul oscuro es el que más claramente lo consigue.

¿Y cómo se consigue este azul casi negro?

– El Vidrio

A nivel de vidrio entran en juego dos factores pero en este caso el vidrio debe dejar pasar la mayor cantidad de luz, por eso es transparente; y no dejar escapar la luz que se refleja internamente.

  • Rugosidad o textura superficial del vidrio
  • Transparencia del vidrio

– La Célula  

A nivel de célula también entran en juego dos factores, y en este caso la célula debe absorber la mayor cantidad de luz

  • Textura superficial de la célula
  • Capa anti reflectante ARC

Es a nivel de célula donde conseguimos el efecto de oscurecimiento y el color azul. Existen también vidrios de baja reflectividad creados con estructuras complejas pero son de aplicación muy específica en aeropuertos o similar.

¿Cómo actúa cada factor a nivel de célula?

El color azul lo aporta la capa de nitruro de silicio que se deposita sobre la superficie de la célula. Es una capa muy fina (grosor de nanómetros) que causa el efecto óptico del color, es decir, una superficie que se ve azul para el ojo humano significa que ha atrapado todos los otros colores de la luz incidente y sólo deja escapar el color que podemos ver. En este caso interesa atrapar las longitudes de onda más cercanas al verde, amarillo y rojo en el caso de módulos de silicio.

 

La textura de la superficie se encarga de atrapar la mayor cantidad de luz que llega a la superficie de la célula. Digamos que es lo que hace que el producto sea lo más oscuro posible. Por las características de la célula, monocristalina o policristalina se puede hacer una textura homogénea de pirámides (monocristalina) o aleatoria (policristalina).

 

 

       

La textura en policristalino es más complicada y por eso hay muchos productos en el mercado no texturizados causando que sean de azul más claro. A día de hoy casi todos los productos se texturizan para mejorar su eficiencia.

¿Por qué hay productos con distintos tonos de azul célula a célula?

Los distintos tonos de azul en un mismo módulo no afectan a su rendimiento ya que son causados por mínimos cambios de grosor de la película anti reflectante sobre la célula. Es un efecto meramente estético. Desde fábrica no solo se seleccionan las células para que tengan el mismo rendimiento eléctrico, también se seleccionan los colores para que dentro del módulo no haya saltos de color significativos. Es un trabajo minucioso que se merecen nuestros clientes.

 

Usar la mejor tecnología mejora el resultado del producto y es un beneficio directo para el propietario final.